Debe ser que soy aceptado…

Hora de inicio: 12:58 am
Música de fondo: Sonidos de limpieza después de una fiesta en mi casa
Estado: Sin sueño

Salí del closet dos veces. Uno a los 16, mientras aún cursaba el penúltimo año de colegio y otra a los 19. En el colegio yo me le mandé a un chico que me gustaba, terminaron por suspenderme y así mi familia se enteró, el hijo cuasi modelo era suspendido, la razón: le gustan los chicos. Con el paso del tiempo e idas u venidas al psicólogo terminé negándome a “tratarme” más, ni mucho menos a tratar del tema. Pero a pesar de todo seguía con mi vida gay. No puedo decir que a escondidas, pero aún si me preguntaban yo negaba rotundamente y simulaba ver chicas. Yo estaba seguro de mi sexualidad, aunque en esa época yo me definía bisexual.

A los 19 años yo salía con una persona, un día llamé a su casa y en resumen, no muy exacto, su madre amenazó con hablar con mi familia. Algo que yo había tenido en claro siempre era: quien le dirá a mi familia seré yo primero, nadie me puede ganar la primicia. Llegando a mi casa me senté frente a mi mamá y entre lágrimas le dije: soy gay y quiero vivir mi vida así.

Han pasado casi 5 años de esa época. Mi familia me acepta totalmente, acepta mis decisiones, aunque creo que es mucho más resignación que aceptación (quizá). Quizá sea porque mi familia está compuesta por una gran cantidad de mujeres y en definitiva las mujeres aceptan más a un amigo – hermano – sobrino – primo – tío – hijo gay que cualquier hombre de la misma familia.

Algunas veces llega al colmo. Como hoy. Cumpleaños número 3 de mi sobrina. Mi hermana y cuñada siempre mandan chistes sobre su servidor. Algunas veces me palteo con la situación, pero ya he comenzado a asimilarlo y hasta yo mismo me mando cosas. Mi mamá incluso hace poco me bromeó de una forma bastante fuerte para ser mamá. Yo estaba padeciendo de faringitis:

  • Yo: El médico me ha dicho: no trago, no condimentos, no cigarro…
  • Ella: No SEXO ORAL!

Yo sólo atiné a reírme y mis hermanos que estaban al lado, lo mismo. Sé que debería agradecer por tener la familia que tengo, pero algunas veces se pasan, ¿no?

Creo que ahora soy yo quien debe aceptarlos tal y como son.

Il Gran Finale: 1:22 am

Luigi… El Malchick®

Actualizado (es decir, algo que olvidé, pero había planificado poner):

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

¿Anti Valentino?

Hora de inicio: 9:51 pm
Música de fondo: Bailando – Jimmy Bad Boy
Estado: Interesado

Pasada la tormenta. 16 de febrero, ya han pasado dos días del San Valentín, así que creo que puedo hablar de él. Como pocos saben he andado fuera de la blogósfera por mucho tiempo. Pero decidí retornar y hacer lo que me gusta, escribir, comentar, discutir y opinar sin ser baneado. Posteé sobre la restitución y mi autobienvenida y luego posteé algo personal que tenía planeado ha mucho tiempo.

Y para completar el retorno, se dejan huellas de seguimiento en todo lado. Se entra a blogs pa ser un poco conocido o al menos para que estas cosas públicas sean vistas, lo cual es la misión. Porque si no quisiera que me lean estaría ahora mismo en mi cuaderno al lado de mi cama, con mi mate de menta, mi lámpara a media luz y mi lapicero de tinta verde.

Al inicio me pareció curioso el tema y algo con lo cuál me identifiqué porque me ha pasado, pero luego comenzó a parecerme algo tan recurrente que dije, vaya ah de ser muy fuerte esto: El Anti San Valentín. Revisaba post por post y varios entre otros temas hablaban de que no celebran el San Valentín, otros que lo criticaban duramente, otros que ni les iba ni venía. Me pregunté: ¿acaso todos los bloggers han formado una corriente contra la fecha?

Lo sé, es una fecha inventada para el comercio. Me hace recordar a los festivales de la palta en la cercana a mi casa, Santa Eulalia donde las paltas ¡son más caras que en días comunes! En el msn una amiga me decía que si celebraba la segunda fecha más comercial luego de la Navidad, pero le corregí, porque también compite por el segundo lugar: el día de la madre, el año nuevo, los mundiales de fútbol, las fiestas patrias y otras que varían dependiendo del lugar.

Yo me considero un romántico empedernido. De los que creen en el amor a primera vista. Además soy tan gay que espero a que mi príncipe azul en caballo blanco llegue a salvarme de una bruja despiadada (que algunos le llaman Soledad, pero ya tanto tiempo de llevarme con la vieja esta que de cuando en cuando me cae bien, lo que hace la convivencia no?). Yo creo en los regalos misios pero significativos. Por ejemplo una pluma de un ave encontrada en medio de un parque, o una nota escrita en una página de cuaderno escolar o algo hecho con material reciclado. Digo, esas cosas son realmente especiales. Lo peor de comerciar estas cosas es que las vuelven tan vanas, tan repetitivas y se pierde la real escencia.

Me gusta el San Valentín aunque no sea yo el que lo celebra. Claro, tampoco creo en el misericorde título de “dia de la amistad”. Eso fue inventado por los emparejados compadecidos de sus amigos solitarios o los despechados que no quieren pasarlo solos ese dia porque se matan.

Yo lo celebré en un evento cultural en que me la pasé muy bien. ¿Alguien más?

Il Gran Finale: 10:20 am

Luigi… El Malchick®

Las crónicas del cuarto sucio

Hora de inicio: 10:01 am
Música de fondo: Tu amor por siempre – Axel
Estado: Contento

Bueno, ya que lo prometido es deuda, aquí estoy, con post que debí publicar hace muchísimo tiempo: las crónicas de un cuarto sucio… el mío.

El otro día conversaba con Hika y analizábamos psicológicamente el estado de las habitaciones de una casa, en especial el dormitorio. Cosas que como un cuarto sucio y descuidado puede ser producto de una depresión fuerte o un desánimo exagerado. Creo que ese era mi caso. Y todo es como un círculo vicioso. La depresión te lleva a no ordenar, y la falta de orden te lleva a la depresión y así “sustantivamente”. Con Hika también competíamos en qué cuarto, si el de ella o mío, era el peor. Yo siempre le decía que el mío superaba al suyo, en lo de suciedad, en el orden. Pero no me creía, hasta anteayer que le enseñé las fotos de cómo estuvo mi dormitorio hasta el 16 de noviembre del año pasado. Me creyó.

A continuación, las fotos (si eres una persona sensible, con asco fácil, si sufres de paros cardiorespiratorios… no entres… nah! que exagerado! pero en serio, cuidado xD):

Lee el resto de esta entrada »