Las crónicas del cuarto sucio

Hora de inicio: 10:01 am
Música de fondo: Tu amor por siempre – Axel
Estado: Contento

Bueno, ya que lo prometido es deuda, aquí estoy, con post que debí publicar hace muchísimo tiempo: las crónicas de un cuarto sucio… el mío.

El otro día conversaba con Hika y analizábamos psicológicamente el estado de las habitaciones de una casa, en especial el dormitorio. Cosas que como un cuarto sucio y descuidado puede ser producto de una depresión fuerte o un desánimo exagerado. Creo que ese era mi caso. Y todo es como un círculo vicioso. La depresión te lleva a no ordenar, y la falta de orden te lleva a la depresión y así “sustantivamente”. Con Hika también competíamos en qué cuarto, si el de ella o mío, era el peor. Yo siempre le decía que el mío superaba al suyo, en lo de suciedad, en el orden. Pero no me creía, hasta anteayer que le enseñé las fotos de cómo estuvo mi dormitorio hasta el 16 de noviembre del año pasado. Me creyó.

A continuación, las fotos (si eres una persona sensible, con asco fácil, si sufres de paros cardiorespiratorios… no entres… nah! que exagerado! pero en serio, cuidado xD):

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios